agosto 30, 2021

Plan de Reconstrucción y Desarrollo Sostenible: Oportunidades de Inversión en Honduras

by CNI in Blog, Blog_articulo

Oportunidades de inversión en sectores como agua y saneamiento, vivienda, energía, banda ancha e infraestructura vial, representa el Plan de Reconstrucción y Desarrollo Sostenible (PRDS), que impulsa el Gobierno encabezado por el Presidente Juan Orlando Hernández, en conjunto con el sector privado, la banca nacional, países amigos, y organismos internacionales y multilaterales, para seguir la ruta de rehabilitación del país. Convirtiéndose en el instrumento de mediano plazo, tanto de los objetivos fundamentales que provienen de la Visión de País al año 2038, como de la Agenda Nacional de los Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS), al año 2030.

Este plan incluye la habilitación de la infraestructura vial, construcción de 14 represas, adquisición de 20 puentes Bailey y construcción de otros puentes permanentes. También abarca la reactivación del agro para la producción de alimento y accesos a sus zonas de producción, su transformación y comercialización para los mercados nacionales y para la exportación, a la reforestación masiva para el cuidado de nuestros bosques y medio ambiente, y el apoyo para sacar adelante a las MIPYME.

Además, busca reactivar la economía, turismo, aeropuertos y puertos, construcción de casas, y fortalecer el uso de tecnología y de las mejores prácticas para preparar recurso humano mejor formado y capacitado, de acuerdo con la nueva realidad.
Como se sabe, el impacto de las tormentas tropicales Eta y Iota en noviembre de 2020, provocaron cuantiosas pérdidas económicas debido al daño a la infraestructura y al aparato productivo del país, principalmente en la zona del Valle de Sula, lo que abre un abanico de oportunidades para la inversión tanto nacional como extranjera.

Asimismo, las inversiones para obras de adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático, frente al cual Honduras es uno de los países más vulnerables, plantea la necesidad de recurrir a la comunidad de cooperantes internacionales, tanto multilaterales como bilaterales, para lograr el financiamiento de la reconstrucción nacional sostenible.

Sobre el tema, Jacqueline Foglia Sandoval, Secretaria Ejecutiva del Consejo Nacional de Inversiones (CNI), explica que cuando se habla del Plan de Reconstrucción Nacional y Desarrollo Sostenible, incluye proyectos de gran envergadura a nivel de infraestructura física, algunos de los cuales ya están en proceso, y con estudios de hace más de 10 años.

No es algo nuevo, pero con los embates catastróficos que se experimentaron el año pasado, se vieron afectadas zonas productivas del país que contribuyen en gran medida al Producto Interno Bruto (PIB) del país, y que están en alto riesgo de inundaciones futuras por lo que se requiere de obras para su mitigación de manera prioritaria.

Esa situación representa una rápida oportunidad de inversión, ya que el enfoque del país, de la empresa, y de las autoridades municipales, coinciden que es una prioridad nacional implementar tres proyectos de contención a las inundaciones que recurrentemente provocan los ríos Ulúa y Chamelecón.

Las obras de contención de agua tienen dos diferentes mecanismos, el primero es río arriba, que comprende el collado de la cuenca alta con programas de reforestación, gaviones, muros, y represas; y, en segundo lugar, la contención río abajo, que en el caso del Valle de Sula y los valles aledaños de la costa norte, incluye el sistema de bordos y canales de alivio. Esto comprende varios proyectos que a corto plazo representa oportunidades de inversión, que puede ser privada, pública, o mixta (pública-privada), apunta Foglia Sandoval.

Vivienda

En el tema de vivienda, también existen oportunidades de inversión, como los proyectos habitacionales ejecutados por desarrolladores privados, y que van a beneficiar a las personas afiliadas a las instituciones de previsión social, las que también reciben un subsidio de parte del Gobierno

Cabe recordar que Honduras tiene un déficit habitacional de más de un millón de soluciones habitacionales, entre viviendas que requieren reparación y ampliación y viviendas nuevas. Miles de casas requieren soluciones por estar localizadas en zonas de riesgo; representando también oportunidades de inversión, según el estudio “El estado de la vivienda en Centroamérica”, elaborado por la organización Hábitat para la Humanidad.

En ese sentido, se han mejorado las condiciones de préstamos mediante programas privados y públicos, se han alargado los financiamientos, se han bajado los tipos de interés y hay subsidios, por lo que se puede dar una mayor agilidad a esas oportunidades y al mismo tiempo, se requiere romper paradigmas sobre los nuevos tipos de construcción, apunta Foglia Sandoval. 

Considera que se tiene que empezar a aceptar más la construcción de vivienda vertical como una solución habitacional de familia y, asimismo, se deben incorporar el uso de nuevos materiales y métodos de construcción no tradicionales.

Las cuatro condiciones habilitantes

El Plan de Reconstrucción y Desarrollo Sostenible, representa una oportunidad de inversión tanto nacional como internacional, hay compañías de ingeniería especialmente en proyectos de gran envergadura que les interesaría mucho participar especialmente en los proyectos más grandes.

Foglia Sandoval considera que, para mejorar el clima de inversiones en el país, hay que trabajar en cuatro condiciones habilitantes a fin de que Honduras sea visto como un lugar idóneo para establecer empresas.

En el tema de energía hay grandes oportunidades de inversión, principalmente en las áreas de transmisión y distribución, así como en la generación con fuentes renovables.

Otra condicionante habilitante, es conectividad vía banda ancha, la cual se necesita extender a todo el país y en ese sector, hay grandes oportunidades de negocio, desde quienes fabrican la columna vertebral digital (cableados, antenas, postes, routers) hasta desarrollo de software.

La tercera condicionante se refiere al tema del agua, donde se ofrecen oportunidades en cuatro componentes: contención, manejo de cuencas, distribución a las casas y empresas, y residuales y saneamiento donde hay cientos de proyectos que se pueden ejecutar, detalla la secretaria ejecutiva del CNI.

La última condicionante habilitante, donde el país está más desarrollado, es la que se refiere a las vías de acceso (carreteras, puentes, túneles) donde ya existen planes estratégicos nacionales. Está por inaugurarse una carretera que viene a completar el Canal Seco que unirá a la zona sur (Puerto Henecán en el Océano Pacífico y las fronteras con El Salvador y Nicaragua) con el Aeropuerto Internacional de Palmerola, y con Puerto Cortés en la costa del Caribe.

En el plan estratégico, también es necesario un proyecto para mejorar la conectividad entre la aduana El Poy (entre Honduras y El Salvador) y Puerto Cortés lo cual vendrá a potenciar el comercio intracentroamericano y presenta una gran oportunidad de inversión público privado.

Cabe destacar que en octubre próximo está prevista la entrada en funcionamiento del Aeropuerto Internacional de Palmerola, que abre grandes oportunidades de inversión, principalmente en la zona de influencia de la nueva terminal aérea al igual que a lo largo del Canal Seco.