mayo 13, 2021

Desempeño de la Economía en el año 2020

by CNI in Blog, Blog_articulo

De acuerdo al Banco Central de Honduras (BCH) durante el 2020 el Producto Interno Bruto (PIB) en términos constantes se contrajo en 9.0% por la fuerte crisis sanitaria a nivel nacional e internacional que conllevó a adoptar medidas de distanciamiento social provocando la suspensión temporal de la mayor parte de la actividad productiva en el segundo trimestre del año. Aunado a lo anterior, se registraron cuantiosos daños en cultivos, viviendas e infraestructura productiva, causados por el paso de los fenómenos naturales Eta e Iota en el territorio nacional en noviembre del año en referencia.

Las actividades económicas que se vieron más afectadas por los factores antes indicados fueron: Industria Manufacturera; Comercio; Hoteles y Restaurantes; Transporte y Almacenamiento; Construcción; y Agricultura. La excepción fue el sector Comunicaciones, que por el tipo de servicio que produce, permitió la disponibilidad de información de manera oportuna, la finalización y/o continuidad del año lectivo, el desarrollo de tele-trabajo; entre otros (Memoria BCH, p. 5)

Gráfico No. 1

 

Breve Análisis del Comportamiento por Sectores según el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) al cierre del 2020

Al finalizar 2020 la Industria Manufacturera disminuyó 15.2% (aumento de 1.9% en 2019), atribuido principalmente a la Fabricación de Textiles y Prendas de Vestir (-29.0%) y de Maquinaria y Equipo (-10.9%), como respuesta a la baja demanda externa, vinculada con el descenso en el consumo de estos bienes en la economía estadounidense y la suspensión de labores de las empresas maquiladoras por restricciones a la movilidad (2.5 meses en el primer semestre); aunado a las inundaciones provocadas por las tormentas Eta e Iota que afectaron algunas plantas ubicadas en el norte del país

 Gráfico No. 2

Efectos negativos en el Sector Construcción

Igualmente la IMAE reflejó que la Construcción se contrajo 24.9% al finalizar 2020 (crecimiento de 5.9% en 2019), explicado por la paralización de la ejecución de obras residenciales y no residenciales, como efecto de las medidas de confinamiento en los primeros meses de la pandemia y el impacto de las tormentas tropicales Eta e Iota que atrasó el desarrollo de proyectos privados en Choloma, La Ceiba, La Lima, Puerto Cortés y Villanueva.

Suspensión de los Servicios de Transporte Urbano e Interurbano por el COVID 19 al aplicarse medidas de restricción

Los servicios de Transporte y Almacenamiento disminuyeron 16.5% (incremento de 2.3% en 2019), por la suspensión en el servicio de transporte urbano e interurbano; sumado a la merma en el traslado de mercancías vía transporte terrestre y marítimo de productos agropecuarios y manufactureros con destino al consumo doméstico y exportación.

Daños a la Agricultura por los Huracanes ETA e IOTA

La Agricultura, Ganadería, Silvicultura y Pesca observó una variación negativa de 5.9% (1.0% en 2019), atribuida en mayor medida a los efectos de las tormentas tropicales Eta e Iota, que causaron inundaciones y pérdidas en los cultivos de bananos, palma africana, granos básicos y cítricos, así como una menor producción de cría de aves. Además del efecto anterior, la rama de agricultura también experimentó una caída en el cultivo de café, y melones y sandías.

Gráfico No. 3

Expectativas de Crecimiento en el Año 2021 y 2022

Dado el contexto macroeconómico nacional e internacional acontecido en 2020, el BCH estima una recuperación en el PIB entre 3.2% y 5.2% para 2021 y 2022, sustentado en la tendencia de recuperación iniciada a mediados de 2020, el fortalecimiento de la confianza de los agentes económicos a medida se mejoren las condiciones de salud por la pandemia a nivel local y mundial, y la ejecución de obras y programas de reconstrucción de la infraestructura dañada por las tormentas tropicales Eta e Iota. No obstante, las tasas de crecimiento económico previstas para ambos años, se esperaría que el nivel de producción registrado previo a la pandemia se alcance hasta 2023.

Gráfico No. 4Fuente: Elaboración CNI con datos del BCH.

Programa Monetario 2021-2022 del Banco Central de Honduras (BCH)

En el cuadro siguiente además de apreciarse las proyecciones de crecimiento económico se observa el crecimiento del crédito de Otras Sociedades de Depósito (OSD) al sector privado en 6.9% y 7.8% para los años 2021 y 2022. Igualmente se aprecia un crecimiento muy positivo en las exportaciones proyectándose 10.1% y 4.8%, respectivamente para los años ya indicados anteriormente (Programa Monetario 2021-2022). Las reservas cerraron con 8.8 meses de cobertura de meses de importaciones con una proyección de 7.5 meses para el 2021. 

Cuadro No. 2

 

Resumen de los resultados de la Encuesta de Expectativas de Analistas Macroeconómicos (EEAM) de marzo de 2021.

Comportamiento de la Inflación  

Los resultados de la EEAM aplicada en marzo de 2021 revelan que para el cierre del año en curso los encuestados estiman -en promedio- lo siguiente: inflación interanual de 4.41%, nivel de la Tasa de Política Monetaria en 3.13% (3.00% mediana de las respuestas), depreciación interanual del lempira respecto al dólar de los EUA de 0.44% y variación anual del Producto Interno Bruto de 2.4%.

Tipo de cambio de referencia

 Al 20 de abril de 2021, el Tipo de Cambio de Referencia (TCR) del lempira, respecto al dólar de los EUA, fue de L 24.0228 por US$1.00. El TCR del lempira respecto al dólar de los EUA registró un fortalecimiento acumulado de 0.38% al 20 de abril de 2021, alcanzando un nivel de L 24.0228 por US$ 1.00 (L 24.1141 al cierre de 2020); con ello la apreciación interanual de la moneda nacional fue de 3.22%.

Análisis de Balanza Comercial en base a datos del BCH

A febrero de 2021, la balanza comercial de mercancías generales registró un déficit de US$ 964.8 millones. El déficit de mercancías generales sumó US$ 964.8 millones a febrero de 2021, mayor en US$ 115.9 millones (13.7%) al acumulado en igual fecha de 2020, este resultado se explica en su mayoría por la caída de US$ 27.9 millones (3.4%) en las exportaciones, destacando la baja en el valor exportado del banano, melón, sandía y café; lo anterior fue compensado principalmente, por mayores ventas de hierro y sus manufacturas, oro, camarones, puros, zinc, y aceite de palma. Por su parte, las importaciones mostraron un aumento interanual de US$ 88.0 millones (5.3%), por mayores adquisiciones de materias primas, bienes de consumo y bienes de capital,  siendo contrarrestado -en parte- por menores compras de combustibles.

 

Gráfico No. 5

Fuente: Elaboración CNI con datos del BCH.