Category: Blog

La Economía Después del Covid-19…

Momento Histórico Sufre la Economía

La economía mundial está sufriendo un duro golpe a raíz del confinamiento que ha paralizado la actividad de millones de personas. Las medidas sanitarias adoptadas por todos los países afectados por el Covid-19, están causando recesión en las todas las naciones, tanto las avanzadas como los mercados emergentes y en desarrollo.

La edición de junio de 2020 del informe Perspectivas Económicas Mundiales del Banco Mundial, destaca que será la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, y la primera vez desde 1870 en que tantas economías podrían experimentar una disminución del producto per cápita.

Los países con sistemas de salud deficientes, las que dependen marcadamente del comercio internacional, el turismo o las remesas del extranjero, así como de las exportaciones de productos básicos y financiamiento externo, se verán especialmente afectadas.

“Cuando comenzó la pandemia, muchas economías emergentes y en desarrollo ya se encontraban en una situación vulnerable debido a los altos niveles de deuda y al débil crecimiento. En combinación con los cuellos de botella estructurales, acrecentará los daños a largo plazo causados por las recesiones profundas asociadas con la pandemia”, señaló Ceyla Pazarbasioglu, Vicepresidente de Crecimiento Equitativo, Finanzas e Instituciones del Grupo Banco Mundial. También agregó que se necesitan medidas urgentes para limitar los daños, reconstruir la economía y lograr que el crecimiento sea más sólido, resiliente y sostenible.

El Gran Reinicio Debe Ser Un Esfuerzo en Conjunto De Las Potencias y Países En Desarrollo

En una reciente publicación, el Foro Económico Mundial afirma que existen numerosas razones para apostar por un Gran Reinicio, a pesar que hace falta mucho para ver las consecuencias sanitarias. 

Para obtener un mejor resultado, el mundo debe actuar conjuntamente y con rapidez en la renovación de todos los aspectos de nuestras sociedades y economías, desde la educación hasta los contratos sociales y las condiciones laborales. Deben participar todos los países, desde los Estados Unidos hasta China, y deben transformarse todos los sectores, desde el gas y el petróleo hasta el de la tecnología. Dicho de otro modo: nos hace falta un «Gran Reinicio» del capitalismo, aseguraron.

La crisis de la COVID-19 está afectando la vida de las personas en todo el mundo de maneras inimaginables hace unos pocos meses. Pero la tragedia no tiene por qué ser su único legado; al contrario, la pandemia representa una oportunidad, inusual y reducida, para reflexionar, reimaginar y reiniciar nuestro mundo, y forjar un futuro más sano, más equitativo y próspero, manifiesta Klaus Schwab, Presidente Ejecutivo del Foro Económico Mundial.

Por su parte el Banco Mundial coincide, “Nuestra primera prioridad es abordar la emergencia mundial en materia sanitaria y económica. Más allá de eso, la comunidad mundial debe unirse para lograr una recuperación lo más sólida posible, e impedir que más personas caigan en la pobreza y el desempleo”, apuntó la Vicepresidenta de Crecimiento Equitativo.

En el caso de muchos países, la resiliencia económica en el futuro dependerá de su capacidad para generar y retener más capital humano y físico durante la recuperación. En un mundo post-pandémico, serán fundamentales las políticas que reflejen y promuevan nuevos tipos de empleos, empresas y sistemas de gobernanza. El aumento de la transparencia en los compromisos financieros y la inversión también contribuiría a restaurar la confianza y a facilitar el crecimiento de las inversiones.

El CNI Lidera Iniciativas Que Permiten La Reactivación Económica

Se proyecta que la economía de América Central se contraerá este año un 3,6 %, debido a las restricciones en la circulación, la merma de las remesas y el turismo, y la caída de los precios agrícolas.

Ante dicho panorama el gobierno de Honduras, empresa privada e instituciones como el Consejo Nacional de Inversiones han trabajado en la apertura y reactivación económica de manera progresiva que se mantiene en marcha de forma gradual por 75 días.
Respondiendo así a las sugerencias de organismos internacionales quienes recomiendan adoptar medidas ahora para acelerar la recuperación una vez que haya pasado la peor parte de la crisis sanitaria y para mitigar los efectos negativos a largo plazo.

El CNI lidera acciones que den paso al cambio, que respondan al giro actual en cada uno de los sectores, entre ellos la necesidad de educación y capacitación por medio de las tecnologías.

Actualmente se trabaja en alianza estratégica con la Federación de Cámaras de Comercio (FEDECAMARA), para la ejecución del Plan de Asistencia en Bioseguridad, mejorando la competitividad, productividad e inclusión en las MIPYMES durante la crisis.

Por otra parte, la incorporación del sector agroalimentario al comercio electrónico, y el desarrollo de una campaña de concienciación por consumir el producto nacional dirigida a la población en general, forman parte de las propuestas que el Consejo Nacional de Inversiones apoya, para poder enfrentar con mayor efectividad los efectos de la pandemia en el rubro alimentario de Honduras.

El CNI fomenta acciones de acceso al crédito, simplificación de trámites y transformación digital, mismos que forman parte de sus ejes estratégicos, y para los cuales se trabaja en la implementación de procesos de administración pública, con beneficio directo a la inversión privada.

CONSEJO NACIONAL DE INVERSIONES (CNI)

Read More
La Reapertura Inteligente, Ordenada, Gradual y Progresiva, de los Sectores Económicos y Sociales en Honduras

Ante la propagación acelerada del COVID-19 los países del mundo se han enfrentado a la disyuntiva entre salvar vidas o mantener el funcionamiento de la economía, lo que ha conducido a un estado temporal de paralización parcial de la actividad económica y social. La disminución del volumen de producción y ventas ha sido significativa en la mayoría de los sectores. El desafío para el gobierno y los actores afectados por la pandemia en este momento se concentra en contener la propagación del virus, priorizando los esfuerzos hacia la salud pública.

  1. Frente a la reapertura inteligente de la economía por regiones y sectores estratégicos, es necesario fortalecer las medidas de bioseguridad laboral a través de protocolos y procesos claros y definidos. Lo anterior, con el fin de proteger la salud de los trabajadores y de la población en general, y así, no correr el riesgo de una interrupción muy acentuada. Llevando a una readaptación de la sociedad a otras formas de vida, y adaptando la actividad laboral a nuevas dinámicas de trabajo.

  2. Según estudios realizados por la Universidad Autónoma de Honduras (UNAH) sobre los efectos del COVID-19 en los hogares y en las empresas, se encontró que los sectores de alojamiento (hoteles) y servicios de comida (restaurantes) se han visto afectados de manera más significativa. Estos presentan mayores porcentajes de despidos o suspensiones laborales, y su tiempo de supervivencia es más corto en comparación con otros. Por el lado de los hogares, el análisis inferencial evidenció que la crisis ha impactado más en las actividades relacionadas con el turismo, debido a los constantes cierres de las empresas de este sector, como consecuencia, un mayor número de personas despedidas o suspendidas. Por su parte, las empresas que implementaron teletrabajo informaron que pudieron hacer frente a la emergencia COVID-19 por más tiempo y que despidieron o suspendieron un porcentaje menor de trabajadores.

  3. Las condiciones de mercado de bienes y servicios en la economía hondureña se encuentran limitadas tanto por el lado de la oferta y la demanda, y lejos de un equilibrio a corto plazo. Esto debido a los efectos de la externalidad del COVID-19 en el funcionamiento de los procesos productivos y los niveles de consumo de los hogares. Esta situación tiene un efecto directo en la rentabilidad de las empresas, ingresos de los hogares, consumo agregado e ingresos fiscales, por lo cual, la apertura económica contribuirá positivamente a una recuperación parcial de la economía con la disminución de la fragilidad en la sostenibilidad fiscal.

  4. La reapertura inteligente de la economía es imperativa para recuperar el dinamismo que necesita la sociedad para la obtención de bienes y servicios, y satisfacer sus necesidades, además, se atenuaría la profundización de la problemática social, fiscal y financiera, pero esta debe ejecutarse bajo un proceso gradual, progresivo y prudente. El optimismo desbordado por la empresa privada debe observarse con cautela, ya que no se ha considerado al sector informal de la economía de manera integral. No obstante, considerando que el país no cuenta con la infraestructura hospitalaria acorde a las necesidades vigentes, se observa que a medida se avanza con las fases de reapertura, el número de casos de contagio se incrementa de forma acelerada, convirtiéndose en una situación de alto riesgo para la salud pública.

  5. El comercio informal representa una actividad económica de gran importancia en cuanto a la generación de empleo y cumple con una función fundamental para la satisfacción de necesidades básicas de los hogares. Considerando que este tipo de actividad no ha podido entrar plenamente en el proceso de apertura inteligente de la economía, es necesario diseñar estrategias nacionales que permitan identificar y potenciar canales alternativos de venta y comercialización, tales como marketing digital, ventas a domicilio y ferias virtuales.

  6. La producción agrícola es importante porque contribuye significativamente al Producto Interno Bruto (PIB), a la generación de empleo y a la seguridad alimentaria. Sin embargo, también se ha orientado hacia algunos cultivos no tradicionales comercializados en el mercado internacional, el cual se encuentra deprimido por la disminución en la demanda de bienes y a la caída de precios de estos. El Gobierno deberá diseñar e implementar los mecanismos oportunos y expeditos para la asistencia crediticia, tecnológica y conceder beneficios fiscales al sector.

  7. El sector informal de la economía integrado por personas que generan sus propias formas de trabajo, de las que dependen sus ingresos y el sustento de sus familias, debe de contar con una estrategia especial de reapertura inteligente promovida por el gobierno central, las municipalidades, sectores organizados de los mercados, resto del sector informal y la empresa privada, orientada a la capacitación en medidas de bioseguridad y aplicación de los protocolos correspondientes, tanto a los vendedores como a los consumidores y proveedores de servicio como el transporte.

  8. Las actividades hoteleras, turísticas y recreativas están sujetas a la movilidad de las personas, tanto de manera interna como externa, en la medida que se supere la crisis se irán dinamizando. Sin embargo, como el proceso de reapertura económica implica gradualidad y puede resultar relativamente lento, se recomienda continuar con las políticas de compensación salarial y fiscales flexibles, de tal manera que se atenúen en el tiempo sus responsabilidades, tanto con el gobierno como el de su carga laboral.

  9. Continuar con la implementación de la modalidad del código verde y código verde plus, como una estrategia para generar y apoyar el empleo, en aquellas actividades económicas y regiones del país donde no se corra con alto riesgo de contagio para la población. Esta política pública puede contribuir al dinamismo de la producción, tanto en la producción de bienes y servicios para seguridad alimentaria, como en el apoyo del sector educación, tal como se ha logrado en el área de la salud.

Con fines de efectividad, eficiencia y manejo transparente de los fondos destinados al manejo de la emergencia de salud pública, se debe enfatizar en la creación de un mecanismo de rendición de cuentas, integrado por la academia, el sector privado y sociedad civil, para generar más confianza en el uso de los mismos, y con el fin de que cumplan con la función de atender la emergencia nacional y contribuir a la apertura inteligente de la economía tal como lo propone la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). Igualmente, el Consejo Nacional de Inversiones (CNI) aboga, además de los mecanismos de rendición de cuentas, la agilización de todos los procesos de asistencia técnica, crediticia, tramites y logística para una reactivación económica post pandemia. 

CONSEJO NACIONAL DE INVERSIONES (CNI)

Read More
¿Cómo recuperar la Industria sin Chimenea ante la paralización por el Covid-19 ?

Una crisis nunca registrada en el mundo…en el Turismo

El año 2020 inició con muchas expectativas sobre los cambios y el desarrollo que traería consigo la nueva década; los expertos en turismo apuntaban con entusiasmo perspectivas de crecimiento y transformación en el sector. Ningún indicador vislumbró el impacto de la emergencia sanitaria que apenas se desarrollaba.

Desde el comienzo de la actual crisis sanitaria, la agencia especializada de las Naciones Unidas para el Turismo analiza las consecuencias de esta pandemia. De los 217 destinos de todo el mundo, un total de 156 (un 72%) ha detenido por completo el turismo internacional, mientras que el 100% de los destinos todavía mantienen restricciones de viaje por Covid-19, según los datos recopilados a partir del 27 de abril de 2020, en el último informe publicado por la Organización Mundial del Turismo.

«El mundo afronta una crisis sanitaria y económica sin precedentes. El turismo ha recibido un duro golpe, y son millones los puestos de trabajo que se encuentran en peligro en uno de los sectores de la economía que más mano de obra emplea» así lo expresó el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili.

El cierre de ciudades y países enteros, las restricciones a los viajes y las prohibiciones han paralizado el turismo; desde la aerolínea más grande hasta el hotel más pequeño en una comunidad rural, el sector se ha detenido. El impacto es tanto económico como social, y afecta a los medios de vida de los trabajadores y proveedores de turismo, así como sus familias y a comunidades enteras.

En el primer trimestre del 2020 se reporta un descenso de 67 millones de turistas internacionales, lo que se traduce en 80.000 millones de dólares de los EE. UU. en exportaciones perdidas.

La pandemia de Covid-19 ha provocado una caída del 22% en las llegadas de turistas internacionales a marzo del año en curso, como muestran los datos más recientes de la OMT.

 La crisis podría llevar a un declive anual de entre el 60% y el 80% en comparación con las cifras de 2019. La caída pone en riesgo el medio de sustento de millones de personas y amenaza con deshacer el camino andado hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Impacto según la apertura gradual de la economía

De acuerdo con las fechas graduales de aperturas, existen tres tipos de escenarios e impactos según expertos en el sector:

  1. Basado en la apertura gradual de las fronteras internacionales y la relajación de las restricciones de viaje, a principios de julio la caída del turismo será del -58%.
  2. Basado en la apertura gradual de las fronteras a principios de septiembre, la estimación refleja un declive del -70%.
  3. Mientras que, basando la apertura gradual y la relajación de las restricciones de viaje solo a principios de diciembre, el impacto será de -78%.

En estos tres escenarios, la caída de la demanda de viajes internacionales podría traducirse en:

  • La pérdida de entre 850 y 1.100 millones de turistas
  • La pérdida de entre 910.000 millones y 1,2 mil millones de dólares de los EE. UU. en ingresos por exportaciones del turismo.
  • Entre 100 y 120 millones de puestos de trabajo en empleo directo del turismo amenazados.

En referencia a este panorama, se ha publicado un llamamiento a la acción para mitigar el impacto socio económico del Covid-19 y acelerar la recuperación, en apoyo al empleo y a la economía a través de los viajes y el turismo por parte de la OMT. El manifiesto afirma que es imprescindible que el sector turístico mundial reciba apoyo tanto en este momento de crisis, como en la fase de recuperación.

El turismo y los viajes requieren, por todo ello, apoyo urgente y paquetes de mitigación específicos para sostener el empleo y garantizar la capacidad del mercado en la estela inmediata de la emergencia.

El Congreso Nacional de Honduras recientemente realizó reformas orientadas a auxiliar a las empresas del rubro en temas fiscales, y apoyar a los trabajadores que hayan sido suspendidos de sus labores por consecuencia de la emergencia del Covid-19, para que conserven su puesto de trabajo y puedan retornar en un futuro cercano. Asimismo, se aprobó incluir al sector turismo en la Ley de Alivio Financiero durante la emergencia actual.

Honduras y el mundo definen estrategias de resiliencia

“El turismo es el salvavidas para millones de personas, especialmente en países en desarrollo. Abrir de nuevo el mundo al turismo salvará empleos, protegerá medios de vida y permitirá que nuestro sector retome su papel vital en impulsar el desarrollo sostenible”, asegura el secretario general de la OMT.

Desde su creación, el Consejo Nacional de Inversiones (CNI), adopta el rubro turístico como uno de sus sectores priorizados para el desarrollo, ante la situación sanitaria mundial y en consonancia con las propuestas de la OMT y la solicitud realizada por la Cámara Nacional de Turismo de Honduras (CANATURH), se pone a disposición como entidad de apoyo a la construcción de esas medidas de apoyo que permitan salvaguardar la industria sin chimenea.

Actualmente CANATURH lidera junto a otras instituciones un análisis de “Resiliencia Empresarial ante el Covid-19”, con el propósito de conocer el impacto y reacciones empresariales, y sus posibles efectos a corto y mediano plazo. Esta información permitirá tomar las mejores decisiones en beneficio de las empresas, una vez inicie la apertura gradual de la economía en el país.

Los expertos ven la recuperación en 2021 en este sector; la demanda interna podría recuperarse antes que la demanda internacional según la encuesta del grupo de expertos de la OMT, por lo que CNI propone a las instituciones agrupar esfuerzos en la creación de una campaña de concienciación a la población nacional sobre la importancia del apoyo a las empresas domésticas y al consumo interno.

El Consejo Nacional de Inversiones reafirma su compromiso con el sector turístico y reconoce su trascendencia para la economía del país, de igual forma enuncia la necesidad y el esfuerzo publico / privado que deberá existir para poder hacer frente al impacto y reducir la supervivencia de puestos de trabajo a mediano y largo plazo.

CONSEJO NACIONAL DE INVERSIONES (CNI)

Read More
Digitalización del Sector Agroindustrial a causa del Covid-19

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), nos exponemos a una crisis alimentaria inminente, a menos que se adopten rápidamente medidas para proteger a los más vulnerables, mantener activas las cadenas mundiales de suministro de alimentos y mitigar los efectos de la pandemia en el sistema alimentario.

A pesar de la crisis sanitaria mundial, en este momento existe suficiente producción de alimentos básicos para proveer a la población. La Federación de Agricultores y Ganaderos de Honduras (FENAGH), garantiza una reserva apropiada hoy en día, pero demanda el correcto apoyo y toma de decisiones para garantizar esas reservas a futuro.

Las medidas adoptadas a lo interno de los países como: el cierre de fronteras, interrupción en la distribución de la producción, cadena de suministro y comercio, podrían sumar una nueva crisis, además de la económica prevista, la alimentaria.

La restricción física a la actividad económica está ocasionando innumerables pérdidas especialmente en productos perecederos, pero esto todavía no responde específicamente a la demanda, la disponibilidad de alimentos local en gran medida se debe a la interrupción de los canales de distribución domésticos, es aquí donde el efecto de la pandemia compromete la producción, comercio y consumo de los alimentos.

Por ejemplo, muchos países están aplicando controles más estrictos a los buques de carga, a riesgo de poner en peligro las operaciones de transporte marítimo, y en particular los bienes perecederos como las frutas y hortalizas frescas, el pescado, y los productos pesqueros, reporta la FAO.

“No podemos abrir la puerta a la escasez, debemos, entre todas y todos, velar que las cadenas de producción, transformación, y suministro de alimentos, se mantengan vivas”, es el llamado que realiza el Frente Parlamentario Contra El Hambre de América Latina y El Caribe.

Las tecnologías digitales pueden ser parte de la solución ya que permiten una agricultura más eficiente, productiva y sostenible a través de la optimización de sus procesos para producir alimentos de calidad y de modo más sostenible, según Fontagro, un mecanismo de cooperación técnica entre los países de América Latina, El Caribe y España que promueve la competitividad y seguridad alimentaria.

¿Es posible la caída de la demanda de alimentos?

La demanda de alimentos es bastante alta en los países que reportan COVID-19, debido a las medidas de confinamiento. Sin embargo, esto no será así siempre, el efecto de la demanda de alimentos en el consumo será probablemente limitado, aunque los hábitos alimentarios pueden verse alterados.

Según la FAO, existe la posibilidad que se produzca una disminución desproporcionada del consumo de proteína animal (como resultado de los temores –sin base científica- que los animales puedan ser huéspedes del virus), y de otros productos de mayor valor, como frutas y hortalizas (que podría provocar una caída de precios).

La demanda de alimentos en los países más pobres está más vinculada a los ingresos y, en este caso, la pérdida de oportunidades de obtener ingresos, las suspensiones y los despidos impactarán el consumo. “Muchos hogares viven al día y carecen de recursos para enfrentar los aislamientos y cuarentenas necesarios para contener la propagación de la epidemia. Muchos también dependen de remesas en rápido descenso”, apunta el Banco Mundial.

La demanda también caerá debido a la mayor incertidumbre, el aumento del comportamiento cauteloso, y los esfuerzos de contención. A este escenario se suma a corto plazo el coste real de una dieta saludable, misma que podría aumentar debido al alza de precios en los productos básicos perecederos. Lo anterior, tendría un efecto adverso en los hogares de menos ingresos, e impactaría en los productores por la pérdida de rentabilidad, pérdida de productos y reducción en próximas cosechas.

La demanda de alimentos es bastante alta en los países que reportan COVID-19, debido a las medidas de confinamiento. Sin embargo, esto no será así siempre, el efecto de la demanda de alimentos en el consumo será probablemente limitado, aunque los hábitos alimentarios pueden verse alterados.

Según la FAO, existe la posibilidad que se produzca una disminución desproporcionada del consumo de proteína animal (como resultado de los temores –sin base científica- que los animales puedan ser huéspedes del virus), y de otros productos de mayor valor, como frutas y hortalizas (que podría provocar una caída de precios).

La demanda de alimentos en los países más pobres está más vinculada a los ingresos y, en este caso, la pérdida de oportunidades de obtener ingresos, las suspensiones y los despidos impactarán el consumo. “Muchos hogares viven al día y carecen de recursos para enfrentar los aislamientos y cuarentenas necesarios para contener la propagación de la epidemia. Muchos también dependen de remesas en rápido descenso”, apunta el Banco Mundial.

La demanda también caerá debido a la mayor incertidumbre, el aumento del comportamiento cauteloso, y los esfuerzos de contención. A este escenario se suma a corto plazo el coste real de una dieta saludable, misma que podría aumentar debido al alza de precios en los productos básicos perecederos. Lo anterior, tendría un efecto adverso en los hogares de menos ingresos, e impactaría en los productores por la pérdida de rentabilidad, pérdida de productos y reducción en próximas cosechas.

Cambios en consumo, Nuevas oportunidades

El cambio en los patrones de consumo y comportamiento del consumidor ante el Covid-19 es un hecho. Así mismo, el aumento en la compra de los productos congelados, enlatados y de larga duración se hará sentir en la adquisición de alimentos perecederos.

Por otro lado, habrá un incremento significativo en el comercio electrónico, que si bien es cierto en Honduras apenas está tomando forma, moldeado por la crisis.

Esta tendencia se mantendrá, los servicios digitales están adquiriendo protagonismo, y lejos de ser un obstáculo para el sector agroalimentario, como sucede en este momento, debe convertirse en una oportunidad, desde la labor técnica del campo hasta su distribución, comercialización y venta al consumidor final.

La Universidad Agrícola El Zamorano ya lleva pasos adelantados en el área de investigación, aplicada a la agricultura. Desarrolló un proyecto denominado AGROZAM, esta es una plataforma digital que alberga información referente a los procesos de producción que ocurren en los campos agrícolas de ZAMORANO. Este software brinda toda la información necesaria al planificar el uso de un lote, y puede ser aplicada en cualquier unidad de producción agropecuaria.

Desde el inicio de sus operaciones, el Consejo Nacional de Inversiones (CNI) impulsa la transformación de los procesos tradicionales a plataformas digitales que aporten valor y generen un cambio positivo en la economía e inversión.

Con los canales físicos obstaculizando la venta de la industria alimentaria, esta propuesta hoy toma más fuerza que nunca. La digitalización junto a la unidad de los pequeños productores, asociaciones, cooperativas entre otros, podrían representar una nueva ruta a mediano y largo plazo para estabilizar el suministro, combinando la vía tradicional y los nuevos formatos para hacer negocio.

La incorporación del sector agroalimentario al comercio electrónico y el desarrollo de una campaña de concienciación por consumir el producto nacional, forman parte de las propuestas que el Consejo Nacional de Inversiones (CNI) plantea a las autoridades y opinión pública, para poder enfrentar con mayor efectividad los efectos de la pandemia en el rubro alimentario de Honduras.

CONSEJO NACIONAL DE INVERSIONES (CNI)

Read More
E-commerce: La mejor alternativa para los negocios

La pandemia del Coronavirus está provocando enormes cambios en un corto período de tiempo. Aunque el e-commerce ya estaba teniendo avances constantes en la participación de mercado, la pandemia, que ha cerrado el comercio minorista, ha creado una “función forzada” empujando a los consumidores a comprar todas sus necesidades en línea.

El comercio electrónico o e-commerce es el desarrollo de acciones de mercado, ventas, servicio al cliente, gestión de cartera, gestión logística y en general, todo evento de tipo comercial e intercambio de información llevado a cabo por medio de Internet. El comercio electrónico no se limita a transacciones comerciales, sino que también proporciona otros servicios.

Comercio Electrónico en tiempos de Pandemia

Las empresas no se pueden conformar con una página web que tan sólo proporcione información. Necesitan crear espacios de interacción con los clientes, donde la información fluya en ambos sentidos, y en tiempo real, así como espacios seguros de transaccionalidad comercial para los clientes. Los consumidores necesitan realizar sus compras en línea con procedimientos de pago fáciles de usar, en plataformas distintas pero seguras. Esto acerca mucho más al consumidor a la experiencia de compra en Internet, con más confianza y ya totalmente adaptados al uso. 

Algunas ventajas de los negocios en línea son la expansión y el alcance a un mercado más amplio y globalizado, la oportunidad que los consumidores puedan ver la oferta de productos 24 horas al día, los 7 días de la semana, y la rapidez y eficiencia.

Aunque las relaciones con los clientes son interpersonales, el uso de las nuevas tecnologías y su innovación, han creado cambios significativos en la comunicación entre el cliente y la empresa.

Gracias al comercio electrónico se puede efectuar casi cualquier transacción sin moverse de casa. Las empresas instalan una tienda en línea con una amplia oferta de productos, el cliente selecciona los de su interés e inicia el procedimiento de pago, que, por coherencia y comodidad, debe ser también electrónico. Finalmente, el pedido llega a la casa o al ordenador, dependiendo del producto seleccionado. Cabe mencionar que un soporte técnico, atención de quejas y procesamiento de devoluciones eficiente, son puntos fundamentales para el comercio electrónico. En este momento inicia la diferenciación en el servicio de cualquier empresa que lo implemente, modificando totalmente la dinámica de las relaciones B2C (Business to Consumer, Negocio a consumidor) en cuanto al marketing, así como la estructura misma de la empresa.

Herramientas de Comercio Electrónico en Honduras

La puerta de entrada a este mundo es una página web, que permite mostrar una presencia en la red, y la oportunidad de enlazar con todo tipo de servicios y plataformas.  Además de la amplia variedad de servicios de venta de dominios y hospedaje de sitio web.

En Honduras se comercializa el dominio “.hn” para páginas web, servicios de hospedaje y configuración de los sitios.

El correo electrónico es en gran medida la base de la comunicación para el e-commerce, no solo por el servicio de mensajería, sino porque permite realizar autenticación de la persona en todo tipo de plataformas, desde cuentas de banco hasta la tienda de aplicativos del teléfono móvil.

En nuestro país, los bancos e instituciones financieras han dado pasos muy importantes en la transformación digital para el sector privado. La mayoría cuenta con una plataforma digital de trámites, donde realizan gestiones, solicitudes, y pagos. Además de proporcionar servicios de cobro a través de tarjeta de crédito o débito. Esto brinda al usuario una mayor transparencia de las transacciones realizadas sobre sus cuentas, además de poner a su disposición otros servicios bancarios de manera digital, pagos de planilla, renta de POS, pago de impuestos, entre otros.

En el sector público, la transformación digital ha sido liderada por el Banco Central de Honduras (BCH), y CEPROBAN, con las transferencias interbancarias. Asimismo, el Servicio de Administración de Rentas (SAR), habilitando su plataforma para declaraciones y pagos en, y una APP de consultas.

Las redes sociales son herramientas útiles para encontrar y atender a los clientes. No solo permiten crear ambientes para dar a conocer sus productos y servicios, también las plataformas tienen funcionalidades específicas para los negocios, permitiendo publicidad por medio de pauta dentro de la red, catálogo de productos, chat, transmisiones en vivo y todo tipo de canales para brindar una atención al cliente eficiente.

Hoy en día existen muchos comercios que han desarrollado sus propias aplicaciones, con la capacidad de compartir información y servicios específicos a sus usuarios en un entorno móvil, desde pasarelas de pagos, tiendas virtuales, empresas que ofrecen servicios de encomiendas, etc.

Definitivamente el Coronavirus está realizando estragos en la economía mundial, sin embargo, también nos está brindando la oportunidad de llevar a cabo una transformación digital acelerada, pero homogénea, y con grandes oportunidades de crecimiento personal, profesional, y empresarial, que valoraremos aún más cuando salgamos de este duro momento.

CONSEJO NACIONAL DE INVERSIONES (CNI)

Read More
¿Porqué es importante tener una APP móvil para su MiPyme?

Las empresas, independientemente de su tamaño, deben tener una aplicación móvil que estreche las relaciones con sus clientes y potencie su imagen de marca.

Imagen de marca:

Tus clientes, que usan  teléfonos móviles, estarán agradecidos con el valor que aporta la aplicación de tu negocio.

Geolocalización tu negocio

Permite a tus clientes que encuentren tu pyme con facilidad a través de su GPS.

_______________________________________________________________

Competencia

Muchas MiPymes no tiene una App móvil. Tener una impulsará tu negocio y tus ventas.

_______________________________________________________________

Fidelidad con el cliente

Conecta, promociona, relaciona con tu cliente. Comparte promociones y nuevos productos o servicios y consigue que interactúe más con tu negocio

_______________________________________________________________

Notificaciones personalizadas

Envía ofertas y promociones orientadas a tu cliente según su geolocalización y sus hábitos de compra.

_______________________________________________________________

Sube la facturación de tu negocio

Tener una App de tu negocio incrementará tus ventas porque posicionaras tu marca.

Tecnología actual

El Marketing Móvil es una de las tendencias de marketing. Adapta a los hábitos de compra de tus usuarios.

_______________________________________________________________

Refuerza tu Marketing Online

Si no tienes una página web, una aplicación móvil es un nuevo canal de promoción y comunicación  directo.

_______________________________________________________________

Presencia en nuevos mercados:

Amplia tu target de clientes potenciales y mejora el acceso a ellos. Los millennials dedican  más de 30 horas semanales a sus apps móviles.

_______________________________________________________________

Comunicación directa con tus clientes

Tus estrategias de comunicación serán más directas y personalizadas.

Read More
Medidas Complementarias del Banco Central de Honduras (BCH) ante el Covid-19

Las medidas complementarias del Banco Central de Honduras (BCH) son oportunas al generar mayor liquidez a la banca nacional, pero precisa de medidas adicionales para facilitar el acceso al crédito. Exige de parte de los intermediarios financieros crear  canales adecuados y expeditos para agilizar el crédito, ya sea a empresas o los hogares. Precisa la creación de productos financieros oportunos y de bajo costo. Igualmente, la flexibilización temporal al marco regulatorio por parte de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) para contribuir a uso de la recién generada liquidez sin afectar la calificación de instituciones financieras y por ende la estabilidad del sistema financiero.  Bajo estos lineamientos, el Sistema Bancario Comercial (SBC) merece una rápida mirada para medir su efectividad en estos momentos de crisis.

Las acciones de política monetaria para suavizar los efectos del COVID-19 deben mover a la CNBS y la Autoridad Monetaria a analizar cuáles normativas previenen a los bancos de otorgar facilidades crediticias, ya que no importará cuanto recurso se libera y se pone a disposición de los bancos si las mismas malas prácticas prevalecen ante un escenario diferente.  La aversión al riesgo caracteriza a la mayoría de los inversionistas y,  con mayor intensidad a los intermediarios financieros en Honduras. El exceso de recursos drenados a través de la reducción de los requerimientos de inversiones obligatorias a 0% y la suspensión de las subastas diarias de letras del BCH y bonos en subastas estructurales coloca L 11,500 millones a disposición de los bancos. Sin embargo, las limitaciones normativas y la desintermediación financiera observada en los últimos años pueden evitar que estos recursos lleguen de manera oportuna a los demandantes del crédito en estos momentos.

En este contexto llama la atención el hecho que el nivel de inversiones voluntarias en títulos de deuda emitidos por el BCH ascendió a L 56,059 millones al 12 de marzo de 2020 y L 45,667.01 millones al 26 del mismo mes. Las inversiones obligatorias para cómputo de encaje ascendieron a L 26,326.2 millones a esa misma fecha, de las cuales L 13,571.8 millones corresponden a moneda nacional. O sea, se observa un exceso de recursos en inversiones voluntarias, lo que demuestra el exceso de recursos no destinados a intermediación financiera. A la vez reafirma la disponibilidad de recursos provenientes de la reducción de la exigencia de las inversiones obligatorias para cómputo de encaje.

Los bancos miden el riesgo y su impacto en los niveles de rentabilidad y solvencia. El riesgo puede ser crediticio, operacional y de mercado. Los más inminentes a enfrentar en estos momentos son el crediticio y de mercado, por lo que habría que plantearse la siguiente pregunta:

¿Hasta dónde estarán dispuestos los bancos hondureños a exponerse al riesgo por incumplimiento crediticio y riesgos de mercado, y sacrificar un poco de rentabilidad en este momento de crisis en que el flujo circular de la economía se ha paralizado?  

Los indicadores de solvencia, como el Índice de Adecuación de Capital (IAC) del 10%, constituyen  medidas preventivas a la insolvencia por la exposición a riesgo crediticio principalmente, pero a su vez se deteriora al disminuir las utilidades y al enfrentar incumplimiento crediticio. En la actualidad este indicador alcanza el 13.58% o sea 3.58 puntos porcentuales arriba del exigido por la CNBS o sea un exceso de cobertura en términos de solvencia. Los rangos de morosidad por tiempo y las reservas exigidas impiden a la banca dar facilidades crediticias a potenciales deudores sin suficientes requisitos que garanticen el cumplimiento de pago o compensen la pérdida, pero creando adecuados productos financieros y garantías adecuadas se podría superar esta restricción. Se debería crear un fondo de garantía especial para estos deudores por parte del gobierno. A la par se deben dar a conocer los nuevos productos financieros, fondos de garantía, y otros mecanismos, para que los potenciales deudores, utilicen rápidamente la nueva liquidez en beneficio propio y de la economía nacional.

El Sistema Bancario Comercial hondureño ha disfrutado de una bonanza en las últimas décadas gozando de altos niveles de rentabilidad, liquidez y solvencia con el acompañamiento del ente supervisor del sistema financiero. La rentabilidad (ROE) ascendió a 11.54% al mes de enero de 2020 según la CNBS. El margen de intermediación financiera ex post ha sido de 9% aproximadamente en los últimos 10 años, siendo de los más altos de Centroamérica.  Sin embargo, el exceso de regulación y la tendencia de este sector a dirigir recursos al consumo, comercio, servicios y propiedad raíz principalmente, ha creado la exclusión financiera en términos del financiamiento a la pequeña empresa y sectores productivos muy importantes para la seguridad alimentaria y generación de empleo. Es tiempo que la banca comercial considere sacrificar un porcentaje de rentabilidad en apoyo a los sectores necesitados de facilidades crediticias.

Según datos del Banco Central de Honduras con cifras al 26 de marzo de 2020 el crédito al sector privado ascendió a L 350,510.5 millones.  De este valor, a los hogares se otorgó L 155,481.5 millones, de los cuales el 93.3% (L 145,192.8 millones) corresponde a moneda nacional. Por otra parte, el crédito a las empresas fue de     L 195,029 millones correspondiendo a moneda nacional el 28.7% (L 100,431.7 millones) y el restante 27% a moneda extranjera o sea L 94,597.3 millones en relación al gran total otorgado al sector privado.

Es claro que hay una dolarización del crédito a las empresas al observar que el 51.5% corresponde a moneda extranjera, en cambio el crédito a las familias es de 93.3% en moneda nacional. No se esperaría priorización del crédito en dólares en estos momentos en que se esperan fuertes presiones cambiarias por la caída de divisas por concepto de remesas, maquila y turismo. Gran proporción del crédito a los hogares es de consumo con altas tasa de interés y de mayor riesgo. Si el alivio viene por aquí en el otorgamiento de crédito, debería ser a tasas activas muchos más bajas que las actuales que rondan en 45.3% según el reporte de la CNBS al mes de febrero de 2020. La tasa activa promedio ponderada de las operaciones nuevas fue de 13.95% al mes de febrero de 2020 según el BCH. Si sigue otorgando crédito al consumo se generará una espiral en el apalancamiento por parte de los hogares que sacudirá la rentabilidad de la banca y la expondrá a mayores riesgos ya que afecta a los cinco bancos más grandes del sistema bancario comercial hondureño.

Por otra parte, de acuerdo a la última información publicada por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) con cifras al mes de enero de 2020 los préstamos nuevos por destino a los sectores productivos como son: industria, y agricultura, y ganadería que representan el 5.5%, 0.8% y 10.1%, respectivamente, del total de la cartera crediticia de todo el sistema bancario comercial a la fecha indicada. No obstante, los préstamos a los sectores consumo, servicios, comercio y propiedad raíz representaron el 72.3%. Esta desproporcionalidad del otorgamiento de crédito,  producto de las fuertes regulaciones del ente supervisor del sistema financiero, no puede continuar así si se desea enfrentar las nuevas condiciones económicas mundiales.

Ante esta diversidad de factores que impiden al sistema bancario comercial ser ágil, oportuno, acertado y más incluyente en el otorgamiento de crédito en estos momentos de crisis se sugieren las siguientes medidas complementarias:

  1. Una revisión del marco regulatorio en forma conjunta entre la autoridad monetaria, ya que alguna normativa vigente podría crear barreras en las facilidades crediticias que tanto urgen en estos momentos.
  2. La creación de mecanismos no tradicionales de trámite de crédito como la banca en línea.
  3. Campañas de comunicación efectivas (con monitoreo y evaluación) sobre los nuevos productos financieros creados, que lleguen a los diferentes grupos de potenciales solicitantes de crédito.
  4. La creación de productos financieros innovadores que estén disponibles no solo a las grandes empresas, sino a los sectores más afectados por la crisis.
  5. Crear un fideicomiso con los fondos provenientes de las medidas aplicadas por el BCH por los L 11,500.00 millones y que esos fondos sean dirigidos a las MIPYMES, sector industrial y agrícola, apícola, avícola y nuevos emprendedores.
  6. Crear un fondo de garantía de reserva exigida aplicable a las categorías según la clasificación de crédito según plazos de morosidad a las empresas de los sectores MIPYMES, sector industria y agrícola, apícola, avícola y nuevos emprendedores.
  7. Triangulación de productos financieros con el Fondo de Garantía Recíproca “Confianza” el cual debe ser capitalizado por el Gobierno por un monto de L 1,000.0 millones.
  8. Se propone una Reforma Crediticia Integral ante el nuevo escenario por venir tendiente a revisar todo el marco normativo aplicable al sistema financiero nacional y el marco constitutivo de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

CONSEJO NACIONAL DE INVERSIONES (CNI)

Read More
COVID-19: UNA OPORTUNIDAD DE CRECIMIENTO PROFESIONAL

Estas últimas semanas han sido devastadoras por LA PANDEMIA DEL CORONAVIRUS. Hemos estado pendientes de las estadísticas de infectados y muertes por este mal a nivel mundial, conectados a todas las redes sociales para estar al día.

Sin darnos cuenta hemos invertido tiempo, dinero y esfuerzo mental en mantenernos informados del tema, llegando a un nivel de estrés que en algunos casos han causado enfermedades físicas y hasta paranoia.

Otras personas han dedicado su tiempo, haciendo cosas que no habían podido realizar, tales como aseo general de la casa, construir o reparar algo, tiempo en familia, entre otras.

ACCESO AL INTERNET

Un porcentaje alto de hondureños nos hemos conectado a internet para informarnos o entretenernos mientras ESTAMOS EN CASA. Un estudio realizado por SmartCom en colaboración con la Universidad Ohio[1], revela que en Honduras, 3.6 millones de personas tienen acceso a Internet, este estudio también muestra que en los últimos cinco años la frecuencia del acceso de las personas a internet al menos una vez al día se incrementó en 14%.

En este momento de crisis nuestra conectividad a internet posiblemente es casi permanente en el área urbana y un mayor número de veces en el área rural.

 INTEGRACIÓN A LA DIGITALIZACIÓN BÁSICA

Ya que todos debemos QUEDARNOS EN CASA, hemos recurrido a la conectividad al internet por ser el medio más rápido de comunicación en diferentes plataformas, es por esto, que debemos ir más allá y no solo informarnos o entretenernos, debemos tomar la OPORTUNIDAD DE CRECIMIENTO PROFESIONAL para lograr crecimiento laboral. 

Debemos estar conscientes que esta es una era de digitalización, muchas cosas se hacen “en línea”, la banca, la empresa privada y pública, la comunicación, los noticieros, etc. Es hora de empezar a integrarnos a la digitalización básica y no solamente las redes sociales.

En las diferentes plataformas digitales existen empresas dedicadas a la educación en línea enfocada en todos los niveles educativos, intereses, rubros o afinidades. Además de Webinars, bibliotecas y cursos. Es aquí donde podemos aprovechar el tiempo para nuestro crecimiento profesional. Esta es una oportunidad no solo para las personas que ya están laborando, también es para quienes aún no poseen un empleo, personas de todos los niveles sociales, desde los niños hasta los adultos.

No tenemos excusa para educarnos aún más, solo necesitamos dedicación, empeño y perseverancia.

En el CNI contamos con una Guía del Inversionista en la cual damos a conocer todos los pasos para iniciar una empresa en Honduras. También en nuestra web www.cni.hn facilitamos una biblioteca de documentos de interés para los inversionistas.

En nuestras redes sociales estaremos publicando enlaces sugeridos para fortalecer su conocimiento profesional y al término de esta crisis usted regrese potenciado para ejecutar mejor sus labores en su trabajo y quizás pueda obtener una oportunidad de crecimiento laboral.

Read More
Impacto del COVID19 en EUA, y sus efectos en Remesas y el Mercado de Divisas en Honduras

En Honduras, es un hecho que el consumo de las familias es financiado en gran medida por las remesas. Siendo estas, uno de los componentes de medición del PIB por el enfoque del gasto. El consumo de las familias representa aproximadamente entre 70% y 75% del PIB real.  Según cifras del Banco Central de Honduras (BCH), el volumen de remesas familiares al mes de septiembre de 2019 fue de $ 4,329.10 millones ( 91% en relación al reportado al cierre del 2018).

Según la Encuesta Semestral de Remesas Familiares del BCH a enero de 2020, las personas encuestadas envían un promedio mensual de $ 542.70 dólares mensuales ( L. 13,411.00).

Por otra parte, el nivel de reservas monetarias netas al 20 de marzo de 2020 asciende a $5,942.80 millones. En términos de cobertura de meses de importaciones, el elevado volumen de remesas en relación a las reservas monetarias internacionales (RIN), permite al BCH mantener un nivel cómodo de las mismas. Además, cuentan con el respaldo necesario para satisfacer parcialmente la demanda de divisas. Es importante recalcar que el sistema interbancario de divisas representa el 60% de ese mercado.

Ante este escenario, y en medio de la crisis mundial del virus COVID 19 se inician efectos devastadores en EUA especialmente con la paralización de la actividad económica. Es previsible que esta paralización afecte el mercado laboral y el ingreso de los ciudadanos, residentes, y de personas ilegales, por lo que se espera una caída en el ingreso por remesas a Honduras.

La caída en los ingresos por remesas se verá reflejado en la disminución del consumo de las familias, y en el nivel de Reservas Internacionales. Como consecuencia, la demanda de las divisas controladas por la banca comercial, tendrán efectos inflacionarias por posible ola especulativa.

Al caer el consumo, la actividad productiva y en específico, la probable caída en las exportaciones de la maquila se complica más por la reducción en la entrada de divisas, empeorando aún más el saldo de la balanza de pagos y las RIN.

Consejo Nacional de Inversiones (CNI)

 

Read More
Hoy más que nunca, la Importancia de las Plataformas Digitales en la Empresa Privada y el Gobierno

Hoy en día, la comunicación digital es indispensable para emprendimientos, para la micro, pequeña, mediana y gran empresa, y para las institución gubernamentales. Esta debe tener una estrategia, y, además, debe abarcar todas las plataformas (página web, redes sociales, y en algunos casos, las aplicaciones), conectándose y alimentándose todas entre sí de forma interactiva y creativa, y bajo un mismo objetivo general.

Ante la actual emergencia sanitaria nacional y mundial, que estamos viviendo con el virus Covid19, las plataformas digitales están siendo el escape y salvavidas de todas las empresas e instituciones de gobierno, ya que, por medio de ellas están emitiendo comunicados oficiales e importantes, y noticias de interés nacional. Además, algunas empresas están fortaleciendo su presencia en las plataformas digitales y generando negocio online.

Por ejemplo: En la situación que estamos viviendo en el país actualmente…

  • ¿Qué sería de los supermercados durante estas 2 semanas iniciales de cuarentena, sin sus ventas desde la página web con servicio a domicilio, y sin el apoyo de las empresas que ofrecen servicios de encomiendas por medio de las aplicaciones?
  • ¿Qué sería de las empresas que ofrecen servicios de encomiendas, sin sus aplicaciones?
  • ¿Qué sería de nosotros como hondureños sin la venta en línea de supermercados, farmacias, etc., sin las empresas que ofrecen servicios de encomiendas por medio de aplicaciones, sin las plataformas digitales de los bancos?

Debemos tener presente que como gobierno, además de comunicar sobre la realidad nacional, debemos también promover soluciones a corto y mediano plazo, y proponer actividades de valor, que generen impacto positivo en la economía y en la población.

Durante estas semanas, los canales de comunicación más utilizados han sido los digitales.  Por lo anterior, la redes sociales, página web y aplicaciones, son más importantes que nunca y tenemos que potenciarlas y alimentarlas con contenido de valor.

CONSEJO NACIONAL DE INVERSIONES (CNI)

Read More